¿Qué consecuencias tiene ser administrador de una empresa en dificultades económicas?

La Ley de Sociedades de Capital, en su artículo 367, establece que los Administradores responden solidariamente cuando su empresa se encuentre en causa legal de disolución e incumplan la obligación de convocar en dos meses la junta general para que adopte, en su caso, el acuerdo de disolución judicial, o si procediere, el concurso de la sociedad. Por tanto, ser administrador de una empresa en dificultades requiere extremar al máximo la diligencia con el fin de evitar convertirse en responsable “ex lege” de las deudas de su empresa.

Imprimir

Temas Relacionados >

¿Tiene alguna consulta?
Rellene este formulario y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.