Delito fiscal

Comete el delito de defraudación tributaria el que por acción u omisión defrauda a la Hacienda Pública estatal, autonómica o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo indebidamente devoluciones, o disfrutando de beneficios fiscales de la misma forma. 
 
Es necesario que la cuantía de la cuota defraudada exceda de 120.000 Euros, estando como regla general, a lo defraudado en cada período impositivo o de declaración, por cada uno de los distintos conceptos por los que un hecho imponible es susceptible de liquidación.
 
La pena prevista para los delitos contra la Hacienda Pública es la prisión de 1 a 5 años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía, salvo que el responsable hubiera regularizado su situación tributaria, pudiendo agravarse en función de la concurrencia de distintas circunstancias.
 
Imprimir

Temas Relacionados >

¿Tiene alguna consulta?
Rellene este formulario y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.