Tengo un hijo con una discapacidad y me preocupa su futuro. ¿Qué podría hacer para garantizárselo?

Una buena opción puede ser la constitución de un Patrimonio Protegido, siempre que su discapacidad consista en una una minusvalía psíquica igual o superior al 33%, o esté afectado por una minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%. El Patrimonio Protegido otorga ventajas fiscales para los aportantes al mismo (deducción en el IRPF de hasta 10.000 Euros) y seguridad jurídica para el discapacitado, dejando bastante libertad a las partes en cuanto a la gestión y administración del mismo. En Abad Abogados y Economistas, podemos ayudarle en la constitución de patrimonios protegidos y en su organización. 

Imprimir

Temas Relacionados >

¿Tiene alguna consulta?
Rellene este formulario y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.